¿Por qué es importante este programa?

Nuestra visión consiste en ver estudiantes que forman comunidades de discípulos, que son transformados por el evangelio y que impactan a la universidad, la iglesia y la sociedad para la gloria de Cristo.

La visión de IFES

Hoy en día, las discusiones sobre ciencia y religión están dominadas por académicos que han pasado sus carreras en universidades y seminarios de élite occidentales. Su trabajo ha mejorado enormemente la calidad y riqueza de estos diálogos, pero no se beneficia de las diversas experiencias y perspectivas de los científicos del mundo mayoritario. 

Existe la necesidad de formar una nueva generación de líderes de opinión y comunicadores que puedan dirigirse a las audiencias modernas de manera creativa con integridad, no solo en Occidente sino en todo el mundo. 

Por medio de la mentoría, la formación y la financiación de Catalizadores para que dirijan proyectos de ciencia y teología en el África Francófona y en América Latina, pretendemos formar una nueva generación de estudiantes y académicos que sean líderes del pensamiento global del Mundo Mayoritario.

Este enfoque de impacto en la sociedad, junto con el alcance de IFES en más de 170 países de todo el mundo, hace que los movimientos nacionales de IFES sean contextos ideales para cultivar una nueva generación de líderes de pensamiento y comunicadores de ciencia y teología. Los Catalizadores se integrarán en sus movimientos nacionales, por lo que los beneficios de este programa serán disfrutados por toda la comunidad IFES.

La ILC pretende contribuir a la misión central de IFES y estar de acuerdo con su pasión central por el Evangelio, extendiendo más profunda y plenamente, en nuestros campus, la visión de la doble escucha que John Stott esbozó en 1992: 

« La ‘doble escucha’… es la facultad de escuchar dos voces al mismo tiempo, la voz de Dios a través de la Escritura y las voces de los hombres y mujeres que nos rodean. Estas voces a menudo se contradicen entre sí, pero nuestro propósito al escucharlas a ambas es descubrir cómo se relacionan entre sí. La doble escucha es indispensable para el discipulado y la misión Cristiana”.

close